para evitar boton derecho en cualquier navegador
Proceso a seguir para la restauración de un vitral
antiguo pintado a mano y horneado
1.- Evaluar los daños, analizar los tipos de vidrio y su color para ubicar los vidrios que se usaran en la
restauración, la técnica de ensable utilizada, asi como el tipo de cañuela segun sea el caso, conseguir toda
la información posible de su origen como seria pais de fabricación, fabricante, pintor que lo elaboro etc.
(en el caso de este vitral la unica información que se consiguio es que fue fabricado en Bélgica), analizar
la tecnica de trazos que el pintor utilizó, tambien hay que tomar fotografias antes de desmontarlo, de los
daños visibles y del proceso de restauración para tener un achivo fotográfico y tambien por escrito del
proceso, como parte de la historia del vitral
2.- Efectuar una limpieza con productos especiales organicos para devolverle su intensidad de color y
transparecia originales, como se puede apreciar el las imagenes de antes y despues de la restauración
La restauración de vitrales antiguos es una tarea compleja que requiere de conocimientos específicos de
este arte y del tratamiento adecuado de obras de carácter patrimonial. Los vidrios que están sanos deben
ser retirados para su limpieza, los que están rotos deben cambiarse por otros vidrios de características
similares, lo cual no es tarea fácil; cuando es posible, algunos vidrios con roturas menores se deben
reparar uniendolos de ser posible, con material de ensamble (si no afecta este la composición visual de la
obra) o con la utilización de adhesivos especiales, porque en obras patrimoniales la idea es conservar la
mayor cantidad posible de elementos originales, solamente se cambian los vidrios dañados imposibles de
reconstruir, los faltantes y aquellos que perdieron fragmentos.

Una tarea exhaustiva que tiene la restauración de los vitrales, es conseguir tonalidades y texturas idénticas
a las antiguas, por lo que se debe hacer todo un proceso de búsqueda de vidrios aptos, por su textura y
coloratura; hay dos procedencias pricipales: americana y europea las que difieren entre sí; los vidrios
americanos son mas uniformes, por lo que no se parecen tanto a los vidrios antiguos que tienen siempre
ciertas imperfecciones, en cambio en los vidrios europeos se encuentran más tonalidades y texturas
similares a las antiguas, por lo que se puede encontrar mas facilmente el color y textura que más se
aproxime a la solución histórica. Concretamente, los restauradores presentan propuestas entre las que se
van eligiendo las opciones más apropiadas para las piezas a cambiar y las técnicas de intervención; aunque
el formato genérico esta especificado, hay que tomar decisiones pieza por pieza.

La mayor parte de los vidrios de los vitrales antiguos están pintados con una antigua técnica denominada
grisalla. Se trata de óxidos en polvo que deben hornearse a más de 600 °C y a través del fundido se
consolidan con el vidrio. A veces algunas piezas hay que repintarlas (de ser factible), ya que por alguna
razón, la grisalla histórica no había sido horneada a la temperatura adecuada y por lo tanto la pintura se
fue descascarando.

Por desconocimiento de esta antigua técnica, se encuentran intervenciones en que los vidrios fueron
retocados con pinturas en frío, esmalte de uñas y otras sustancias inapropiadas las que hay que retirar
totalmente para analizar los daños en la grisalla original y determinar el proceso a seguir para devolverle
su valor histórico
Vitral restaurado por Vitrales Artísticos, perteneciente a La Capilla Nuestra Señora de las
Angustias (Yurrita) Guatemala, representando el VI paso de la Pasión de Cristo
Después de la restauración
Antes de la restauración